RECIENTES

Post Top Ad

Your Ad Spot

domingo, 13 de septiembre de 2015

Liga Adelante | Tano Bonnin y el Osasuna confirma su buen inicio liguero y se pone en lo más alto



España.-  Osasuna amarró los tres puntos en El Sadar con una victoria por 2-1 ante un Leganés que plantó cara y pudo adelantarse en el marcador. Merced a un saque de falta magistral de Roberto Torres y un cabezazo de Kodro, los rojillos supieron aguantar el empuje de su rival y hacerse con el triunfo.

Tano Bonnín jugo otra vez el partido completo en la saga rojilla que solo ha permitido 3 goles en 4 partidos, suma su tercer partido consecutivo como titular con 225 minutos acumulados, entre semana también jugó los 90 minutos en la  Copa del Rey,  donde su equipo derroto al Mirandés por 1-2.

La primera parte comenzó con un Osasuna impreciso en su juego, pero con más ahínco que su contrincante, que basaba su fútbol en los contragolpes y el orden defensivo.

Osasuna lo intentaba aprovechando la velocidad de Alex Berenguer por una banda, aunque la ocasión más clara llegó de las botas del jugador del Leganés Miramón, a pase de Eizmendi, que se estrelló en el poste en el minuto 24. Los dos conjuntos crearon escaso peligro, a base de faltas y córneres, y Osasuna tuvo más fortuna y logró el gol con un magistral lanzamiento de falta directa del centrocampista Roberto Torres (m.42).


Aunque Osasuna comenzó la segunda parte con un mayor control del partido por la confianza de adelantarse en el marcador, el empate llegó a los diez minutos tras un centro al área de Víctor Díaz que cabeceó y mandó al fondo de la red Borja Lazaro, tras superar a David García.


El tanto provocó que Osasuna se cerrara atrás y el Leganés acechara la portería de Nauzet aprovechando los contragolpes y con más posibilidades de lograr el segundo gol. Kodro, determinante. El técnico del conjunto 'rojillo', Enrique Martín, dio entrada a Kenan Kodro por Olavide y el cambio resultó vital ya que cinco minutos después el delantero marcó el segundo para Osasuna tras un buen pase de Alex Berenguer. A partir de ahí, ambos conjuntos realizaron movimientos en su alineación con el fin de revolucionar el partido y decantarlo a su favor.

Osasuna se debatía entre pelear por el tercer gol y mantener el orden defensivo, mientras que el Leganés lo aprovechaba para encarar la portería de Nauzet.




Post Top Ad

Your Ad Spot