RECIENTES

Post Top Ad

Your Ad Spot

domingo, 13 de septiembre de 2015

Liga Adelante | Mariano Diaz Junto al Real Madrid Castilla Logran Victoria Sobre el Real Sociedad


España.- El Castilla se ha acostumbrado a remontar los partidos y le va bien. Levantando marcadores en contra mantiene el liderato con pleno de victorias: cuatro de cuatro. Y Zidane demostró que sabe leer los partidos. Ante la Real B sentó a su hijo Enzo y a Odegaard en el descanso para dar entrada a Javi Muñoz y Cedrés. El filial ganó en juego, en posesión de balón y, al final, en goles, que al final es lo que importa.
El filial ‘txuri-urdin’ había ahogado en la primera parte alCastillaZidane solucionó la cohabitación Enzo-Odegaard manteniendo al noruego en la media punta y retrasando a su vástago al mediocentro. Fue un desastre. Enzo vagó la primera parte en busca de su lugar en el campo y al ataque no llegaban balones para que el escandinavo pudiera siquiera participar en el juego.
Al tiempo, la Real B mandaba y Alejandro Sanz se hacía dueño de la medular. Cada vez que se asociaba con Oiarzabal o Bautista saltaban las alarmas en la zaga blanca. Este último avisó en el 8’ con un disparo que golpeó en el palo. En el 27’ Oiarzabal coló a la espalda de Lienhart un balón que recogió Bautistapara batir a Carlos Abad.
Justo premio para un equipo vistoso al que le gusta tratar bien la pelota. Pero le falta oficio, tanto como pólvora tiene Borja Mayoral. Al filo de descanso, recibió un centro de Álvaro desde la derecha (el cordobés debería ser indiscutible en el once), el campeón del mundo Sub-20 serbio Srdjan Babic midió mal el despeje y el internacional español Sub-19 no desaprovechó la primera que tuvo.

Era el 42’ y la Real B no se repuso. Zidane acertó con los cambios, sobre todo el de Javi Muñoz, que fue determinante. Se adueñó del control del juego en el centro del campo y oxigenó a Marcos Llorente, muy expeditivo en la primera parte para cubrir su parcela y la de Enzo. Sin embargo, elCastilla tuvo que esperar a un golpe de suerte para hacer el segundo. Fue un centro de Álvaro, quién si no, que Borja Mayoral apenas rozó pero a su espalda llegó Lapeña para introducir el balón en su propia portería.
Cedrés tuvo ocasión para lograr el tanto de la tranquilidad, pero su fuerte disparo se estrelló en el larguero. La Real B no tiró la toalla y en los últimos minutos lo intentó. Carlos Abad, muy seguro, tuvo que intervenir en dos ocasiones para frustar los intentos ‘txuri-urdin’. No llegó ni a susto paraun Castilla que avanza con paso firme. Con paso de líder. Cuatro de cuatro.

Post Top Ad

Your Ad Spot